Ejercicios y tratamientos para las várices

Ejercicios y tratamiento para las várices

Las arañas vasculares inician como un problema estético. No obstante, de no llevarse alguno de los tratamientos para las várices, puede desarrollar los malestares más comunes. Entre ellos, se encuentran el dolor, picazón, hinchazón y pesadez. Por ese motivo, le contaremos acerca de los procedimientos y ejercicios para las venas varicosas.

¿Qué son las várices?

Las várices son dilataciones de las venas que dificultan la circulación de la sangre. Esta enfermedad es muy común en mujeres de edad avanzada que trabajan frente a un escritorio o tienen poca actividad física. Cabe mencionar que es la patología circulatoria más común después de la hipertensión. Aunque inicie como un problema de apariencia, si no se lleva un tratamiento temprano puede causar problemas de salud graves.

Qué son las várices

Diagnóstico de las várices

Para dar un diagnóstico correcto, es necesario que un médico realice una exploración física y estudie sus síntomas. En ciertos casos, suele necesitarse una ecografía para saber si las válvulas de las venas están funcionando bien. Mediante esta prueba no invasiva, el técnico podrá saber si hay evidencia de coágulos sanguíneos.

tratamientos para las várices leves

Por lo general, los tratamientos de las várices no implica una estancia hospitalaria. Además, gracias a los avances científicos, se han desarrollado procedimientos menos invasivos que facilitan una recuperación pronto. Tenga en cuenta que la detección temprana es esencial para el mejoramiento de la estética y malestares generales.

1. Cuidado personal

Es sabido que el mejor tratamiento para cualquier enfermedad es la prevención. Y, cuando hablamos de várices, estas demandan mucho cuidado personal para evitar su aparición. Entre estos puntos se considera llevar una vida activa, tener un peso saludable, entre otros. De esta manera, podrá aliviar el dolor y prevenir la aparición de las várices.

2. Reposo y piernas elevadas

Las piernas elevadas cuentan con la característica de que combaten el cúmulo de líquido producido por la gravedad. Por ello, se recomienda que durante el día descanse de 2 a 3 veces con las piernas levantadas. Hacemos hincapié en que es una actividad que no debe ser realizada por pacientes con insuficiencias cardíacas.

3. Medias de compresión

Las medias de compresión son un tipo de prenda que mantiene las piernas firmes. Este suele ser el primer enfoque que se lleva a cabo antes de pasar a un tratamiento farmacológico. Debido a que aprietan las piernas, ayudan a las venas y músculos a mover la sangre correctamente. Si deseas adquirir unas, puedes hacerlo en la mayoría de farmacias y tiendas de suministros médicos.

4. Uso del frío

La eficacia del frío se da ya que cuenta con un efecto antiinflamatorio y vasoconstrictor. Así, provoca que los vasos sanguíneos se estresen y evita la acumulación de sangre. Por esa razón, se recomiendan las duchas de agua fría sobre las piernas. También se menciona que los ambientes calurosos y la exposición al sol deben ser evitados.

tratamientos para las várices más graves

Cuando un paciente no da respuesta a los puntos mencionados anteriormente, se considera que debe llevar otro tipo de tratamiento. A continuación, le comentaremos acerca de los procedimientos que se llevan a cabo para mejorar las venas varicosas. Recuerde que todo debe ser llevado de la mano de un doctor especialista.

1. Escleroterapia

En este tratamiento, el médico inyecta una solución que cicatriza y cierra las várices medianas y pequeñas. Con el paso de las semanas, y si sigue correctamente sus citas, las venas varicosas deberían suavizarse. Este procedimiento es considerado como no invasivo, por lo que no necesita de anestesia.

Escleroterapia tratamiento para las varices

2. Escleroterapia con espuma de venas grandes

Siendo muy similar al primer método, se realiza en las várices más marcadas de sus piernas. De esta forma, puede sellar una vena, mejorar su apariencia y disminuir los malestares.

Escleroterapia con espuma de venas grandes

3. Tratamientos láser

Actualmente, muchos doctores recomiendan llevar un tratamiento de láser para cerrar las várices y arañas vasculares. Este medio funciona ya que envía fuertes ráfagas de luz a la vena. En consecuencia, hace que las várices se difuminen y desaparezcan.

Tratamiento láser

4. Procedimientos asistidos por catéter con radiofrecuencia

En este procedimiento, el doctor inserta un tubo delgado en las venas grandes y calienta el extremo. A medida que se extrae el catéter, el calor destruye las várices para que se contraigan y sellen. Por su efectividad, es una de las técnicas médicas más recomendadas cuando se habla de venas varicosas grandes.

Procedimientos asistidos por catéter con radiofrecuencia

5. Ligadura alta y extirpación de venas

Este método ambulatorio busca extraer venas mediante una incisión pequeña antes de que se conviertan en várices grandes. Cabe mencionar que su separación del cuerpo no afecta la circulación. Todo ello, ya que las venas más profundas se encargan del aumento del volumen de la sangre.

Ligadura alta y extirpación de venas

6. Flebectomía ambulatoria

El especialista realiza la extracción de las arañitas por orificios pequeños en la piel. Para su realización, solo las partes punzadas de la pierna están entumecidas.

Flebectomía ambulatoria

7. Cirugía endoscópica de venas

Las cirugías suelen ser necesarias cuando se habla de casos avanzados donde se padece de úlceras. En este punto, el cirujano usa una videocámara delgada en la pierna para tener visión y cerrar las várices. Aunque es el procedimiento más invasivo de la lista, no deja de ser ambulatorio.

Cirugía endoscópica de venas

Ejercicios como parte de los tratamientos para las várices

La actividad física es una de las maneras más efectivas para evitar la aparición de las várices. Además, resulta beneficioso para reducirlas y mantener las piernas activas. Ahora, le contaremos los ejercicios recomendados para fortalecer sus músculos y mejorar su circulación.

Consulte con un médico antes de realizar ejercicios para las várices

Como hemos mencionado, los ejercicios le ayudarán a mejorar la apariencia y malestares de las várices. Sin embargo, es necesario acudir a un médico antes de tomar alguna decisión sobre el tratamiento. Este profesional se encargará de evaluar sus síntomas y, en base a ellos, crearle una rutina especial.

1. Pedaleo

El pedaleo es uno de los ejercicios más utilizados entre los tratamientos para las várices. Esto es debido a que consiste en el movimiento suave y constante de sus piernas. Para realizarlo correctamente, debe hacer la simulación de estar usando una bicicleta en una cama o mat de yoga.

Recomendamos pedalear 30 veces y repetirlo en varias ocasiones durante el día. Tenga en cuenta que cada sesión debe estar acompañada por un descanso. Si estás iniciando con los ejercicios, creemos que debes comenzar con menos pedaleos y aumentar progresivamente. De esta manera, podrás mantenerte activa sin cansarte en demasía.

2. Bicicleta

Directamente relacionado al primer ejercicio, encontramos a la bicicleta real. Se sabe que esta actividad es un excelente deporte para todo el cuerpo, especialmente las piernas. Asimismo, es perfecto para acompañarse de amigos o familiares para pasar un buen rato. No obstante, si no te agrada la idea de salir al aire libre, puedes optar por una bicicleta estática. Mediante ella, podrás ejercitar las mismas zonas.

3. Separación de piernas

Este ejercicio permite tratar las várices desde la comodidad de una silla, alfombra o cama. Aunque al principio puede ser una actividad difícil ya que requiere de fuerza, con la práctica se dará cuenta que sus extremidades se fortalecerán. A continuación, le contamos los pasos a seguir para que pueda realizar la separación de piernas correctamente:

  1. Levanta las piernas y llévalas de arriba a abajo. Todo ello, con las puntas juntas de los pies.
  2. La cantidad de repeticiones realizadas depende de tu condición física.

4. Giros

Para realizar giros es importante contar con un mat de yoga o una superficie plana y suave. Primero, coloque una pierna estirada y haga movimientos en el sentido de las agujas del reloj. En este punto, debe repetir al menos 20 giros y tomar un pequeño descanso. Seguidamente, realice la misma actividad con la otra pierna pero en sentido contrario.

5. Flexiones del talón y la punta

Al igual que los ejercicios mencionados, esta actividad es beneficiosa para la circulación. Por ello, si suele sufrir de calambres, le recomendamos realizar este tipo de flexiones una vez al día. Para ello, debe llevarlo a cabo sentado con la finalidad de tener mayor soporte y manejo de sus piernas. Ahora, le contamos los pasos a seguir:

  1. Apoya los talones en el piso y levanta la punta de los pies.
  2. Baja la punta de los pies y sube los talones.
  3. Repite entre 20 y 30 veces. No olvides tomarte lapsos de descansos para no perjudicar tus piernas.

6. Flexiones de los dedos de los pies

Este tipo de flexión es muy similar a la anterior. Igualmente, es recomendada para mejorar el retorno venoso y tonificar los músculos de las pantorrillas. Te contamos los pasos a seguir para que los realices de manera correcta:

  1. Acuéstate en tu cama o mat de yoga y extiende tus piernas.
  2. Flexiona los dedos hacia delante y atrás.
  3. Consideramos que puedes realizar unas 20 repeticiones con cada pierna.

7. Pies juntos

Los pies juntos son un ejercicio muy sugerido para las várices que puede realizar sentada o acostada. Este consiste en unir y separar las puntas de los pies. Por nuestra parte, recomendamos repetirlo al menos 20 veces y tomarse un descanso entre sesiones.

8. Puntillas

Finalmente, este ejercicio no cuenta con un efecto probado científicamente pero existen pacientes que mencionan que ha contribuido para estirar sus músculos. Asimismo, les ha ayudado a fortalecer sus pantorrillas y evitar los espasmos. Para llevarlo a cabo, debes permanecer en un mismo sitio o caminar de puntillas. Luego, descansa entre cada sesión y repítelo las veces deseadas.

Hábitos para completar los tratamientos para las várices

Como se ha podido dar cuenta, la actividad física es considera como parte de los tratamientos para las várices. Sin embargo, es necesario complementarlo con un estilo de vida saludable que ayude a reducir las probabilidades de desarrollar esta patología. En ese sentido, te recomendamos mantener tu peso ideal, no usar prendas ajustadas y mover tus piernas constantemente. Ahora, mencionaremos algunas otras recomendaciones para que complemente sus hábitos nuevos.

  • Muévase todo lo que pueda. Esto quiere decir que no debe permanecer en la misma posición mucho tiempo.
  • Opte por zapatos planos y cómodos.
  • Use prendas sueltas.
  • No se exponga al sol y calor.

Hábitos para completar los ejercicios para las várices

¿Qué ejercicios evitar?

Aunque la actividad física es necesaria para mantenerse saludable, existen ciertos deportes que debe evitar para no perjudicar sus várices. Por ello, consideramos necesario mencionar los ejercicios que no debe hacer si tiene venas varicosas.

  • Deportes de contacto físico: Entre estas actividades se considera a todo deporte de riesgo de hemorragia por rotura. Esto quiere decir fútbol, balonmano, boxeo, entre otros.
  • Deportes bruscos con saltos continuos o movimientos repetitivos: Los deportes donde los pies golpean el suelo constantemente pueden lesionar las válvulas venosas. Por ese motivo, se recomienda evitar el tenis, vóley, básquet, step, entre otros.
  • Actividades estáticas donde se requiera mucha fuerza: Consideramos que debe evitar las pesas y máquinas de gimnasio.
  • Deportes en posiciones forzadas: Es decir, motociclismo y equitación.

consulta por ecsaven

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*