Dolor de rodilla : Síntomas, causas y recomendaciones

Dolor de rodilla : Síntomas, causas y recomendaciones

El dolor de rodilla es una afección que le sucede a diversos tipos de personas, sin importar la edad que tengan. Asimismo, los orígenes de estos malestares pueden ser diversos. Sin embargo, en algunos casos es recomendable que se tomen como algo más serio. De la misma manera, ciertos tipos de molestias en las rodillas responderán efectivamente a un simple cuidado.

Dentro de los casos más graves que debe considerar cuando se habla de dolores de rodilla, encontramos a la artrosis. Cabe mencionar que estas molestias también suceden después de una lesión pasajera o de una rutina de ejercicios intensa. Por ello, hay que saber identificar el nivel de gravedad del asunto a tiempo.

Síntomas del dolor de rodilla

En la mayoría de los casos, los síntomas de dolor de rodilla podrán ser muy similares, independientemente del origen del problema. Aunque, la intensidad de las molestias si va a depender de la ubicación exacta del dolor. Esto podrá servir para identificar el problema específico. A continuación, te mostraremos los síntomas más comunes cuando se da el dolor de rodilla.

síntomas del dolor de rodilla

1. Inflamación

Este síntoma puede ser la causa de una enfermedad como la artritis reumatoide. Sin embargo, también puede darse por permanecer inactivo durante largos periodos. Es decir, puede darse tras largas horas de sueño y por mantener una postura específica.

2. Rigidez

Notarás que el movimiento de tu rodilla estará limitado y se te dificultará hacer mayores actividades. De hecho, este síntoma también puede ser producto de una inflamación que empeorará a lo largo del día.

3. Enrojecimiento y temperatura al tacto

Ambas son síntomas secundarios a causa de una inflamación en la zona de la rodilla. Al tocarla, sentirás esa parte más caliente a diferencia del resto. Una de las causas de este síntoma podría ser alguna infección o lesión en esa área. Todo ello, se refleja en el cambio de coloración sobre la piel comúnmente rojizo.

4. Debilidad o inestabilidad

Sentirás este síntoma junto a una sensación de torcedura o movimiento involuntario en la rodilla. Además, lo podrás percibir con mayor frecuencia mientras realizas algún tipo de actividad específica. Por esto, sentirás que tus rodillas están más débiles e inestables. En la mayoría de los casos, estos síntomas pueden reflejar algún tipo de lesión en los ligamentos.

5. Sonidos de chasquidos o crujidos

Estos sonidos de crujidos no solo podrán ser escuchados por las personas que lo padecen, sino también por otras que se encuentren cerca.

6. Incapacidad de enderezar completamente la rodilla

El no poder enderezar por completo la rodilla puede ser un síntoma de alguna lesión en los meniscos. Todo ello, debido a que estos funcionan como amortiguadores. Además, podría involucrar otros síntomas como la hinchazón y rigidez.

¿Qué ocasiona dolor en las rodillas?

Son diversas las causas que pueden originar algunos dolores de rodilla. Es más, algunas de estas molestias podrían ser crónicas a causa de una enfermedad más grave. Igualmente, también existen los dolores agudos. En su mayoría, estos se originan por un golpe directo a la rodilla o alguna lesión. Con todo esto, aquí te dejamos algunas otras causas del dolor de rodillas.

qué ocasiona el dolor de rodilla

1. Sobreutilizar la rodilla

Un problema frecuente es cuando se está acostumbrado a realizar movimientos repetitivos en los que la rodilla se ve involucrada. Esto es debido a que puede causar un daño permanente si no se trata a tiempo. Algunos ejemplos de actividades que sobreutilicen la rodilla son: Correr, subir muchas escaleras, montar bicicleta, entre otras.

2. Lesiones musculares

Sin los músculos, las rodillas no funcionarán en su totalidad de la manera adecuada. Esto se da porque cumplen la función de ayudar al correcto movimiento de ellas. En consecuencia, las lesiones en músculos ubicados en esta zona pueden hacer que las rodillas se vuelvan inestables.

3. Bursitis

La bursa es una bolsa plana en forma de almohadilla que ayuda al músculo a deslizarse con suavidad. Al ser un aportante de líquido lubricante en el interior de las rodillas, es una parte fundamental para que todo funcione correctamente. Algún tipo de golpe en esta zona, podría reflejar una presión excesiva sobre ella, causando un dolor en esa área.

4. Tendinitis

Esta enfermedad causa una inflamación e irritación en los tendones de las cuerdas fibrosas que unen el músculo al hueso. Es una afección que comúnmente ocurre alrededor de los hombros, rodillas, muñecas, codos y talones. En realidad, la mayoría de los casos de tendinitis se solucionan de manera eficaz con tan solo reposo.

4. Síndrome del dolor patelofemoral

Este dolor se ubica en la parte frontal de la rodilla, específicamente alrededor de la rótula. Es una afección que le ocurre generalmente a las personas que practican algún deporte que implica saltar o correr. Puedes llevar tratamientos simples, como aplicaciones de hielo sobre la zona del dolor o alguna sesión de fisioterapia.

5. Síndrome de la banda iliotibial

La banda iliotibial es un tendón que conecta toda la parte exterior de la pierna y llega hasta debajo de la rodilla. Este síndrome es producido por la inflamación e irritación a causa de un roce contra el hueso externo, ya sea de la cadera o rodillas. Para estos casos, se recomienda asistir a sesiones con fisioterapeutas para aplacar el dolor.

6. Artritis

Esta enfermedad causa hinchazón y sensibilidad. Al ser una patología que también afecta a las rodillas, el dolor que genera puede irse incrementando si no se trata a tiempo. Una enfermedad como esta puede deberse a múltiples causas. Algunas de ellas pueden ser por infecciones conocidas como artritis séptica o enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, gota, entre otras.

7. Artrosis

Esta enfermedad degenerativa es causada por la lesión de un cartílago articular. Al hacer que esta parte del cuerpo se desgaste de manera progresiva, empezará a producir dolor, rigidez e incapacidad funcional en las rodillas. Además de involucrar a las rodillas, compromete a las manos, columna, cadera, dedos, entre otras.

8. Enfermedad de Osgood–Schlatter

Esta enfermedad es una hinchazón en la parte superior de la tibia. Se ubica exactamente debajo de las rodillas, en la parte que se le conoce como espina tibial anterior. Cabe mencionar que la afección de Osgood-Schlatter puede afectar a los niños y adolescentes que se encuentren en la etapa de desarrollo.

9. Quiste de Baker

A este quiste también se le conoce como poplíteo y es el resultado de un problema entre las articulaciones de la rodilla. Se trata de un quiste lleno de líquido que forma una protuberancia detrás de la rodilla. Además, este problema puede ser el resultado de otra enfermedad como la artritis o la ruptura de un cartílago.

10. Dolor referido

Se le conoce al dolor referido como un dolor a distancia. Se produce cuando una raíz nerviosa del cerebro recibe información de alguna afección en el cuerpo. Al no identificar a cuál de todas las zonas pertenece el dolor, se confunde. En consecuencia, esto provoca que se sienta un dolor de rodilla.

11. Dolor de estructuras cercanas

En algunas ocasiones, ciertos tipos de afecciones de partes cercanas a la rodilla pueden causar estos dolores. Algunas de estas causas serían la celulitis o la osteomielitis. Ambas, deben tener un grado mayor de complicaciones para que genere algún tipo de dolor en las rodillas.

12. Osteocondritis

Es una de las enfermedades que hace que el hueso y el cartílago de una articulación muera por la falta de un flujo sanguíneo normal. Según los doctores, es clasificada por el tamaño de la lesión. En los casos que se cura con mayor facilidad es en los niños, ya que están en plena etapa de crecimiento y desarrollo de los huesos.

13. Envejecimiento

Esta es la causa más natural ya que, al envejecer, las articulaciones de las rodillas se van desgastando. De igual manera, el factor genético puede influenciar en estos casos. Puesto que, si se tiene familia con estos dolores, será más probable que los tengas en esta etapa más avanzada de la vida.

¿Cuándo debo consultar a un médico?

En realidad, se debe elegir consultar a un médico cuando los dolores están en una etapa inicial. De esta forma, podrías evitar que el dolor sea un síntoma de una enfermedad más grave y se complique a falta de un tratamiento. Así hayas tenido solo una simple lesión, es importante realizarte un chequeo preventivo si sientes que tu rodilla está inestable o con algún cambio de color.

Otro de los casos en lo que se tiene que tomar el dolor de rodilla con más seriedad, es al observar algún tipo de protuberancia o deformidad en la zona. Si crees que tienes fiebre a causa de ello, además de otros síntomas, será mejor que acudas con un especialista lo más pronto posible.

cuando debo consultar a un médico

Diagnóstico del dolor de rodilla

Para obtener un verdadero diagnóstico, debes acudir con un médico especialista. Al comenzar, el doctor tiene que evaluar si se trata de un dolor agudo o crónico. Para esto, debes especificar la localización de las molestias, si has tenido algún tipo de lesión o si hay alguna deformidad en la parte de las rodillas.

Posteriormente, el especialista debe continuar con una exploración de la zona afectada. Este médico sabrá determinar si hay alguna presencia de deformidad o dolor al palpar. Todo ello, ya que estará evaluando los movimientos y cambios en la piel. Como resultado, podrá localizar el problema y dar su diagnóstico final.

Si lo considera necesario, podrá pedirle al paciente una serie de exámenes complementarios. Estos pueden incluir pruebas como radiografías, análisis de laboratorio, resonancia magnética nuclear (RMN) o una gammagrafía ósea. Aunque, dependiendo de la gravedad del caso, también puede derivar un examen de artroscopia para ver si es un problema en las articulaciones.

diagnostico del dolor de rodilla

¿Qué es bueno para el dolor de rodilla?

Dependiendo de las causas del dolor de rodilla, se tendrá que llevar el tratamiento recomendado por el médico. No todos los casos van a llevar el mismo método de recuperación, ya que el origen del dolor se puede generar por diferentes variantes. Dentro de algunos de los tratamientos usuales para tratar esta afección, están los siguientes.

que es bueno para el dolor de rodilla

1. Medicinas

Su utilización va a ser recomendada para la mayoría de los dolores de rodilla. El doctor recetará algunos medicamentos que puedan ayudar a aliviar el dolor y tratar alguna infección que esta conlleve. Dentro de los casos para utilizarlos, pueden ser por artritis reumatoide o por la gota.

2. Terapia física

Es uno de los tratamientos más recomendados para ciertos dolores de rodilla. Esto es debido a que ayudan a fortalecer los músculos que se encuentran alrededor. Con ello, se logrará que se vuelva más estable y el paciente pueda retomar sus actividades con normalidad. Es más, si eres una persona que practica deporte, la terapia física debes llevarla contigo para establecer una buena técnica durante tus actividades.

3. Inyecciones

Si la afección en la rodilla se debe a una causa un poco más grave, el doctor te podrá recomendar inyecciones. Dentro de algunos tipos de sustancias que te puede recetar, se encuentran los corticosteroides para reducir los síntomas de la artritis, el ácido hialurónico o el plasma rico en plaquetas. Esta última, ayudará a reducir la inflamación de la rodilla, por lo que está siendo recomendada para tratamientos de la osteoartritis.

4. Cirugía

Si se trata de una lesión que requiere cirugía, debes tener la tranquilidad para tomar la decisión con calma. Puesto que esta, puede afectar en gran proporción tu vida habitual dependiendo del caso y gravedad del asunto. Dentro de estas opciones, se encuentran la cirugía artroscópica, la de reemplazo parcial de rodilla, reemplazo total de rodilla o para una osteotomía. El tipo de cirugía que necesites, dependerá del diagnóstico del doctor.

Prevención del dolor de rodilla

En la mayoría de los casos, los dolores de rodilla podrán ser pasajeras si se cumplen con una serie de pautas previas a manera de prevención. En los siguientes consejos, encontrarás medidas que puedes comenzar a tomar si todavía no las haces. Si decides hacerlas parte de tu vida diaria, podrías evitar algún tipo de lesión o enfermedades más complicadas en un futuro.

Realiza actividad física con precaución: Dentro de las actividades más recomendadas para prevenir dolores de rodilla están la natación, pedalear en bicicleta o caminar. Pero debes recordar hacer ejercicios de calentamiento antes de comenzar y estiramientos al finalizar. De esta manera, estarás fortaleciendo tus músculos.

prevencion del dolor de rodilla

1. Controla tu peso y alimentación

Al llevar un estilo de vida saludable, estarás previniendo el sobrepeso. Con ello, tus rodillas tendrán menos presión al momento de hacer tus actividades diarias. De esta forma, evitarás dolores y molestias en la zona de las rodillas. Dentro de tu dieta, incluye alimentos con vitaminas A, C, D, calcio y ácidos grasos. Recuerda que debes acompañarlo con abundante agua.

2. Elige siempre un calzado adecuado

Un mal calzado puede ser un motivo para generar algún tipo de dolor y dañar las rodillas. Por ello, debes elegir siempre unos zapatos que sean cómodos y de tu medida. De esa manera, mejorarás tu postura y alineación de las articulaciones en las extremidades inferiores de tu cuerpo.

3. Ve al médico si sientes algún dolor

Lo mejor es que acudas a una revisión con un especialista en cuanto sientas algún tipo de dolor en tus rodillas. No estarás siendo exagerado, sino podrías evitar que un simple dolor sea la causa de algún mal de mayores proporciones. Sigue las recomendaciones del especialista de acuerdo al tratamiento que te sugiera.

consulta por sopaldine

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*