Causas de las várices y síntomas

Causas de las várices y síntomas

Las venas varicosas son una enfermedad frecuente entre las mujeres que provoca malestares. Por ese motivo, definimos las causas de las várices y principales síntomas. De esta manera, esperamos pueda identificarlos y visitar a un médico antes de que se agraven. Recuerde que para una recuperación total se necesita un diagnóstico temprano.

Causas de las várices

El sistema cardiovascular debe llevar la sangre y nutrientes a cada parte del cuerpo. Cuando esta retorna hacia el corazón, se realiza un esfuerzo extra, especialmente en la zona de las piernas. Esto es debido a que se debe transportar la sangre contra la fuerza gravitacional.

Para que esta tarea se cumpla de forma efectiva, las venas poseen pequeñas válvulas que impiden el descenso de la sangre. Al mismo tiempo, apoya a los músculos y vasos sanguíneos localizados en los talones. En algunos casos, cuando se ejerce demasiada presión, las venas se dilatan y ensanchan sus paredes. Como resultado, se da una acumulación anormal de sangre y pérdida de las funciones de las válvulas.

Causas de las várices

Factores de riesgo de las várices

Los factores de riesgo son las características que tiene una persona que lo hace más propenso a desarrollar várices. Es decir, son el grupo humano que debería cuidar sus piernas con mayor intensidad. A continuación, mencionaremos los factores de riesgo o principales causas de las várices.

  • Herencia: Si alguien de su familia padece de venas varicosas, es muy probable que usted llegue a desarrollarlas.
  • Sexo: Las mujeres están más predispuestas a sufrir de esta patología.
  • Hormonas: Durante los periodos de pubertad o menopausia se es más propensa a tener várices.
  • Pastillas anticonceptivas: Uno de sus efectos secundarios son el desarrollo de venas varicosas.
  • Embarazo: Este periodo causa un incremento del nivel hormonal y del volumen de sangre. Por ello, provoca un agrandamiento de las venas. Al mismo tiempo, el creciente útero ejerce presión.
  • Edad: Ser de edad avanzada es considerado como un factor de riesgo.
  • Ocupación: Los colaboradores de empleos donde deben estar mucho tiempo de pie o sentados son más propensos a tener várices.
  • Obesidad: El sobrepeso causa mayor presión en las extremidades.

Factores de riesgo de las várices

El calor: Una de las causas de las várices

Las várices y el retorno venoso empeoran con la llegada del verano. Esto es debido a que las altas temperaturas pueden causar vasodilatación capilar y venosa. Todo ello, se da como mecanismo del cuerpo para aumentar la capacidad de mantener una temperatura adecuada.

Síntomas de las várices

Las várices son una enfermedad que empeora si no se lleva un tratamiento efectivo. Por eso, damos a conocer los síntomas más frecuentes para que acuda a un médico si está pasando por ellos. Recuerde que esta patología es más que un problema estético y puede desencadenar cosas más serias.

Síntomas de las várices

1. Edemas

Los edemas son la hinchazón de las piernas, la cual se da como resultado de la acumulación de líquidos. En el caso de las várices, es el almacenamiento de sangre por el mal funcionamiento de las válvulas de las venas. Para tratarlo, es importante que reduzcas el consumo de sal en tus comidas. Asimismo, recomendamos evitar el uso de prendas ceñidas y optar por faldas o pantalones sueltos.

2. Pesadez en las piernas

La pesadez es la sensación de cansancio, especialmente después de haber estado mucho tiempo de pie. En consecuencia, se da la acumulación de sangre en las extremidades y provoca este tipo de malestar. Para lidiar con ello, creemos que puedes tomar duchas de agua fría. El agua fresca cuenta con la capacidad de activar la circulación de la sangre. Igualmente, es favorable la aplicación de cremas hidratantes en las piernas o gel de efecto frío.

3. Calambres

Se presentan como contracciones involuntarias y dolorosas que perjudican los músculos de sus piernas. Cuando se dan por las várices, normalmente se producen por las noches. Para evitar su aparición, recomendamos realizar ejercicio al menos 30 minutos al día. Adicionalmente, consideramos que debe levantar las piernas por un periodo de 15 minutos como mínimo.

4. Dolor en las piernas

La intensidad con la que se presente el dolor dependerá del tipo de várices que tenga. Recuerde que este dolor puede darse en otras zonas por donde pasa la sangre. Es decir, si la vena afectada transporta la sangre por allí, puede tener malestares aunque no vea várices en la zona.

Como primer paso, debe evitar sufrir golpes en las partes afectadas. Esto es debido a que podría prolongar o intensificar la aflicción. Por otro lado, y como hemos mencionado anteriormente, evite el uso de prendas ajustadas al cuerpo. De esta manera, facilitará el retorno venoso y la circulación de la sangre.

5. Oscurecimiento de la piel

Los cambios en el color de la piel se deben a la salida de los glóbulos rojos. Esto provoca el deterioro de la dermis y grasa. Como resultado, se da el endurecimiento de la piel y dolores. Para tratarlas, puedes realizarte masajes a diario con cremas anticoagulantes. De esta forma, desaparecerán las manchas oscuras en las zonas afectadas.

6. Sensación de hormigueo

La sensación de hormigueo o entumecimiento en las piernas se da cuando se permanece por mucho tiempo en la misma posición. Esto puede ser estar de pie o sentados. Hacemos hincapié en el hecho de evitar rascarse las zonas con el fastidio. Igualmente, puedes colocar crema hidratante en las zonas afectadas.

7. Úlceras

En casos donde las várices no se han tratado, aparecen las úlceras de manera espontánea. Estas se pueden presentar en las extremidades o zonas afectadas por alguna lesión. Para su tratamiento, requieren de higiene diaria y pomadas cicatrizantes. En este caso, toda crema debe ser recetada por un médico. Asimismo, si tiene úlceras, recomendamos visitar a un flebólogo lo antes posible.

¿Qué hago si tengo síntomas de várices?

Una vez hayas detectado signos de alerta, se recomienda acudir a un médico inmediatamente. Esta es la única manera de tener un diagnóstico certero. Además, es el especialista que le recomendará el mejor tratamiento para su caso en específico de várices.

Detectar y tratar las venas varicosas de manera temprana es necesario para solucionar el problema en su totalidad. De lo contrario, puede afectar su calidad de vida y desarrollar otras enfermedades.

consulta por ecsaven

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*