síntomas-del-hígado-graso

Hígado Graso: Síntomas, causas y tratamientos

A la enfermedad del hígado graso también se le conoce como esteatosis hepática, y ocurre cuando la grasa se acumula en el hígado. De hecho, el tener pequeñas cantidades de grasa en el hígado es normal, pero si esta se vuelve excesiva puede convertirse en un real problema de salud. Siempre que se presente junto a otros síntomas del hígado graso. Puesto que, este órgano es el segundo más grande del cuerpo humano.

El hígado ayuda a procesar los nutrientes de los alimentos filtrando sustancias nocivas de la sangre. Entonces, el tener demasiada grasa en el hígado puede causar la inflamación del mismo. Trayendo como otras consecuencias el dañarlo y crear cicatrices internas. Por ello, en los casos más severos esta cicatrización provocará insuficiencia hepática.

En este artículo veremos los síntomas del hígado graso, causas y si existen tratamientos para ello. Así que, no te pierdas la información que te presentaremos a continuación.

síntomas del hígado graso

Síntomas del hígado graso

Para comenzar a ver los síntomas del hígado graso, debes saber que cuando se desarrolla hígado graso en alguien que bebe mucho alcohol, se conoce como enfermedad del hígado graso alcohólico (AFLD). Mientras que, cuando le da a alguien que no bebe mucho alcohol, se conoce como enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA).

Asimismo, es importante que sepas que el hígado graso puede progresar a través de cuatro etapas:

Hígado graso simple: Ocurre cuando existe una acumulación de exceso de grasa en el hígado. Por esto, el hígado graso simple es en gran parte inofensivo si no progresa.

Esteatohepatitis: Aquí verán que además del exceso de grasa, también se produce inflamación en el hígado.

Fibrosis: La inflamación persistente en el hígado como uno de sus síntomas, causa cicatrices. Sin embargo, el hígado todavía puede funcionar con mucha normalidad.

Cirrosis: Esto se produce cuando la cicatrización del hígado se ha generalizado, lo que afecta la capacidad del hígado para funcionar. En esta etapa se presentan síntomas del hígado graso más severos e irreversibles.

Ambos tipos de hígado graso, tanto AFLD como NAFLD, se presentarán de manera similar. Sin embargo, en muchos casos los síntomas del hígado graso no serán perceptibles. Pero, es posible que sientas cansancio, molestias o dolor en la parte superior derecha del abdomen. Por otro lado, otras personas con esta enfermedad desarrollan la cicatrización del hígado conocida como fibrosis hepática.

Es más, si la cirrosis hepática se presenta más grave, se vuelve cirrosis. Conocida como una afección potencialmente mortal. Además, el daño hepático debido a la cirrosis es permanente. Por esto, es de suma importancia estar atentos a los síntomas del hígado graso para evitar que se desarrolle en primer lugar.

enfermedad hígado

Síntomas de la cirrosis:

  • Dolor abdominal
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Debilidad o fatiga
  • Náusea
  • Picazón en la piel
  • Piel y ojos amarillos
  • Moretones o sangrado fácil
  • Orina de color oscuro
  • Heces pálidas
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
  • Hinchazón (edema) de las piernas
  • Grupos de vasos sanguíneos en forma de red debajo de la piel
  • Aumento de senos en hombres
  • Confusión

Causas

Si sientes algunos de los síntomas del hígado graso, es importante que visites a un especialista para hacerte la evaluación respectiva. De igual manera, debes empezar a evaluar cuáles pueden ser los posibles factores por los cuáles puedas haber desarrollado esta enfermedad de ser el caso.

Como ya lo hemos explicado, la enfermedad del hígado graso se produce debido al exceso de grasa se almacena en las células del hígado. En consecuencia, existe una variedad de factores que pueden causar esta acumulación de grasa. Como el beber demasiado alcohol, ya que puede causar AFLD alterando ciertos procesos metabólicos en el hígado.

No obstante, en las personas que no beben mucho alcohol la causa de la enfermedad del hígado graso es menos clara. Pues pueden presentar los mismos síntomas del hígado graso, pero no hay motivos muy concretos de la razón de ello. De hecho, para estas personas es posible que su cuerpo produzca demasiada grasa o no la metabolice de manera suficientemente eficiente.

causas cirrosis

Posibles causas para desarrollar hígado graso:

  • Obesidad
  • Diabetes tipo 2
  • Resistencia a la insulina
  • Altos niveles de grasa, especialmente triglicéridos, en la sangre
  • Síndrome metabólico
  • Embarazo
  • Efectos secundarios de algunos tipos de medicamentos
  • Algunos tipos de infecciones, como la hepatitis C
  • Ciertas condiciones genéticas raras

Tratamientos del hígado graso

La pregunta que muchos suelen hacerse es si es reversible esta enfermedad. Pues no muchos soportan seguir presentado los síntomas del hígado graso por un tiempo mucho más prolongado. Pero, hasta la actualidad no existe un tratamiento específico para este padecimiento. En realidad, aún se necesita más investigación para ello.

Sin embargo, debes saber que los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a revertir la mayoría de las etapas de la enfermedad del hígado graso. Algunos de estos cambios pueden comenzar con acciones como las siguientes:

  • Limitar o evitar el alcohol
  • Tomar medidas para perder peso
  • Hacer cambios en su dieta
  • Evitar medicamentos y suplementos que son duros para su hígado

Igualmente, si tienen AFLD es muy probable que tu médico te indique abstinencia por completo del alcohol. Así como también, puede recomendarte un programa de desintoxicación y asesoramiento si tiene un trastorno por consumo de alcohol (AUD).

foshepan más información

También te puede interesar:

artrosis-de-cadera

Artrosis de cadera: Qué es, síntomas, diagnóstico y tratamientos

La artrosis de cadera es considerada una enfermedad crónica que suele progresar lentamente con los años. Es decir, que puede durar toda la vida afectando casi por igual a hombres y mujeres. Además, es muy común que la sufran personas mayores de 40 años que han tenido molestias en la cadera. De hecho, se sabe que a partir de los 75 años esta enfermedad mantiene signos de prevalencia. Aumentando el porcentaje en un 17% de mujeres y un 16% para los hombres.

Igualmente, el tener un deterioro de la masa cartilaginosa puede causar restricción de movimiento y dolor severo. Tal y como ocurre con la artrosis de cadera. Por ende, en este artículo encontrarás información detallada sobre este tema tan sustancial. Desde qué es exactamente, los síntomas, diagnóstico y tratamientos para ello.

Qué es la artrosis de cadera

La artrosis de cadera es uno de los tipos de artrosis en el que el material cartilaginoso de las articulaciones se deteriora debido al desgaste. Asimismo, esta es una enfermedad de la articulación de la cadera causada por el desgaste del cartílago de la cabeza del fémur (os femoris) y por la articulación del hueso de la cadera (os coxae). En consecuencia, es el cartílago quien estabiliza la articulación y la protege contra el daño debido a la fricción contra el hueso.

Para tenerlo en cuenta, es importante señalar que hay dos tipos de artrosis. Una de ellas es la artrosis primaria, que es una forma genética de la enfermedad. De hecho, los síntomas pueden no ser necesariamente aparentes en un paciente con artrosis primaria. Puesto que, esta forma de la artrosis puede durar toda la vida sin que se note. Por otro lado, la artrosis secundaria es causada por un impacto externo. Tales como lesiones por accidentes, piernas desalineadas o un estrés constante en la vida cotidiana.

Con todo esto, es común encontrar a personas que suelen confundir a la artrosis con la artritis. Por eso, recuerda que la artritis es un término que se usa generalmente para clasificar a las enfermedades inflamatorias de las articulaciones. Estas, incluyen a la artritis relacionada con infecciones y artritis reumatoide. No obstante, la artrosis de cadera también puede causar inflamación y por esa razón puede llegar a convertirse en artritis.

artrosis de cadera

Síntomas

Para entender mejor esta enfermedad, debemos de tener claro que la articulación de la cadera está formada por la unión entre los huesos de la pelvis y el fémur. De modo que, en la porción del fémur que se encuentra con la pelvis, el fémur tiene forma de esfera que se llama cabeza del fémur. La misma, encaja en un hueco que está ubicado en la pelvis para permitir que el fémur se mueva en diversas direcciones.

En consecuencia, la cabeza del fémur como el hueco de la pelvis en el que se articula están recubiertos de cartílago. El cual, es un tejido que facilita el movimiento entre los huesos y evita que éstos rocen hueso contra hueso. Por ende, con el paso de los años van perdiendo grosor y textura hasta llegar a desaparecer en muchos casos. Conllevando a producir los síntomas de la artrosis de cadera.

Mayormente, la artrosis de cadera causa dolor y restricción de movimiento en la articulación de esta zona. Sin embargo, al inicio de la enfermedad es posible que no se perciban síntomas. Por lo que, a medida que avanza la enfermedad el dolor se extenderá hasta las rodillas. O al hacer movimientos simples como agacharse o subir escaleras. A continuación, te dejamos algunos de los síntomas más comunes de la artrosis de cadera.

Síntomas más comunes de la artrosis de cadera:

  • Dolor en las articulaciones de la cadera
  • Dolor en la ingle o irradiado a la pierna
  • Movilidad restringida
  • Dolor al estar en reposo
  • Rigidez matutina
  • Problemas al caminar (Cojeo)

artrosis de cadera

Diagnóstico de la artrosis de cadera

Para hacer un correcto diagnóstico de artrosis de cadera, se tiene que pasar por un profesional médico. Este especialista, basará su diagnóstico en el interrogatorio de su parte hacia el paciente. En el que estarán incluidos los tipos de síntomas que padece y sus características. Continuando con una examinación de la articulación de la cadera con sus movimientos.

Asimismo, mediante esta exploración el médico puede identificar el grado de artrosis que existe. Para ello, tiene que confirmar el diagnóstico realizando una radiografía de la cadera. En ella, podrá ver los cambios típicos que produce esta enfermedad en la articulación. Llevándolo a establecer un pronóstico sobre la gravedad de la misma, en función de si la cadera está más o menos desgastada.

síntomas comunes de la artrosis

Tratamientos de la artrosis de cadera

Para tratar esta enfermedad, se tiene que plantear como objetivo aliviar el dolor y mantener la capacidad funcional. Por ello, es muy importante que los pacientes obesos sigan una adecuada dieta para adelgazar. De esa manera, evitará la sobrecarga que el sobrepeso supone sobre su articulación. Por otro lado, el uso de un bastón puede ser muy beneficioso para aliviar este tipo de dolor en las articulaciones.

Con todo esto, último recurso en tratamiento para la artrosis de cadera, será necesario operar. En realidad, una intervención quirúrgica se les indica a aquellos pacientes que padecen una artritis muy avanzada. En los que se encuentran síntomas como una limitación muy importante para caminar o realizar sus actividades diarias.

De igual manera, esta intervención consiste en sustituir la articulación dañada por una prótesis de cadera nueva. Todo ello, luego de realizar un programa de rehabilitación tras la intervención. En el cual, los pacientes se recuperan y notan la desaparición de los síntomas, logrando caminar y hacer su vida con mucha normalidad.

Tratamientos

Medidas preventivas

  • Para evitar llegar a los extremos de la artrosis de cadera, es ideal tomas algunas medidas preventivas. Aquí te dejamos algunos consejos para ello.
  • Consigue el peso ideal según tu edad.
  • Realiza caminatas frecuentes con algún período de descanso.
  • Realizar movimientos sin resistencia de la cadera y sin dolor.
  • Practica natación y/o ciclismo sin resistencia.
  • Evita estar parado por largos periodos de tiempo.
  • No cargues demasiado peso
  • Trata de no sentarse en lugares bajos y blandos durante mucho tiempo.
  • No te auto mediques sin el consejo de un especialista.

Contacta a Sopaldine

También te puede interesar: