Cartílago de la rodilla : Importancia y síntomas de desgaste

Cartílago de la rodilla : Importancia y síntomas de desgaste

El cartílago es necesario para el movimiento de las rodillas. Cuando este se desgasta, se producen dolores intensos. Por esa razón, consideramos importante dar a conocer qué es el cartílago de la rodilla y para qué sirve. Además, mencionamos los signos que evidencian que algo está fallando en su salud. De esta manera, esperamos acuda a un médico al primer síntoma.

¿Qué es el cartílago de la rodilla?

El cartílago de la rodilla es un tejido blando y resbaladizo que se encarga de cubrir, amortiguar y proteger la articulación. Asimismo, evita que los huesos tengan fricción excesiva entre ellos. Cabe mencionar que los meniscos también son parte del cartílago de la rodilla y pueden sufrir desgaste. Es así como, cuando pierde volumen, se le dificulta cumplir sus funciones con normalidad. Además, aparecen los síntomas y puede desarrollar artrosis.

Qué es el cartílago de la rodilla

Función del cartílago

La función principal que cumple el cartílago es distribuir y soportar cargas que se transmiten entre las superficies. En consecuencia, se da el movimiento de deslizamiento suave casi sin fricción. Es decir, protege los huesos y evita que se froten entre sí. Adicionalmente, el cartílago da forma y soporte a diferentes partes del cuerpo.

Consecuencias del desgaste del cartílago de la rodilla

Debido a su exposición al movimiento; las lesiones, inflamaciones o daños del cartílago de la rodilla son comunes. Este tipo de problemas, si no se tratan a tiempo, pueden producir daños irreversibles en las articulaciones. A continuación, mencionaremos algunas patologías que se dan como consecuencia del desgaste del cartílagos de la rodilla.

  • Lesiones o rupturas.
  • Factores genéticos.
  • Artritis o artrosis.

Cabe mencionar que el desgaste, a medio o largo plazo, puede causar un deterioro funcional. Además, las lesiones no tratadas pueden provocar dolor articular invalidante. Otra de las consecuencias más frecuentes y dolorosas es la condromalacia rotuliana.

Consecuencias del desgaste del cartílago de la rodilla

Prevención de las lesiones

Si desea prevenir lesiones del cartílago de la rodilla, es necesario que tenga en cuenta los factores de riesgo. Como punto de inicio, debe mantener un peso corporal adecuado a su tamaño. Esta es una de las pocas maneras de reducir la carga a la que se ve expuesto su cartílago. Además, es recomendable que inicie con actividades físicas. El movimiento favorece a la nutrición del cartílago ya que lo estimula. Sin embargo, es necesario que sean ejercicios regulares y de bajo impacto.

Por otro lado, se puede iniciar con la toma de condroprotectores. Estos son colágeno, ácido hialurónico, condroitín sulfato, glucosamina, entre otros. Aunque aún no hay estudios científicos que demuestren su capacidad regenerativa, pueden ofrecer un alivio sintomático. Cabe mencionar que toda medicina o suplemento debe ser consultado con el médico previamente.

Prevención de las lesiones

Tipos de lesiones

Los tipos de lesiones de los cartílagos de la rodilla se dividen según la gravedad. Por esa razón, se han establecido 4 grados, siendo el grado 0 el cartílago normal o sano. Por defecto, el grado 4 es el más grave y afecta todas las capas del cartílago hialino, llegando al hueso subcondral.

Tratamientos para el desgaste del cartílago de rodilla

El cartílago es una parte del cuerpo incapaz de regenerarse por sí mismo. Por ello, es necesario llevar un tratamiento cuando se sufre de alguna lesión. Recomendamos acudir a un reumatólogo para que considere sus características particulares. Es decir, edad, tamaño de la lesión, profundidad, actividades que realiza, entre otros. Ahora, mencionaremos los tratamientos más comunes.

  • Trasplante de cartílago: Útil para reemplazar las zonas dañadas en los cartílagos. Esta se realiza únicamente cuando los daños son en el tobillo y rodilla.
  • Inyección de células mesenquimales: Su fin es regenerar el cartílago. Se da mediante inyecciones de células madres mesenquimales.
  • Factores de crecimiento: Estimula la zona donde está ubicada la lesión para regenerarla.
  • Cirugía a través de microfacturas de la rodilla: Útil para reparar el cartílago dañado.

Tratamientos para el desgaste del cartílago de rodilla

Síntomas del desgaste del cartílago de la rodilla

Luego de definir la importancia del cartílago, mencionaremos los síntomas del desgaste. De esta manera, esperamos pueda acudir a un médico al primer malestar. Recuerde que la detección temprana es clave para poder tener calidad de vida.

1. Dolor

El primer signo de desgaste del cartílago son las molestias o incomodidades. No obstante, cuando estos fastidios no son tratados adecuadamente, pueden llegar a ser agudos. Con mayor frecuencia, esto se da en horarios matutinos.

2. Inflamación

La inflamación puede notarse a simple vista. Esto es debido a que se da en el área de la rótula.

3. Bloqueo articular

El bloqueo articular consiste en que la rodilla queda rígida. Todo ello, como resultado de la sobrecarga muscular. Además, es un signo que aparece luego de una lesión de meniscos. Si está pasando por ello, recomendamos acudir a un médico ya que su tratamiento debe darse lo antes posible.

4. Limitación de movimiento

El cartílago cumple un papel fundamental cuando se habla del movimiento de la rodilla. Por ello, al estar desgastado, puede producir dificultad para caminar con normalidad. Igualmente, los movimientos cotidianos se ven afectados.

¿A qué especialidad acudir?

El cartílago es tratado por un equipo multidisciplinar de especialistas. Esto se realiza en función a la zona afectada y características de la lesión. En resumen, si tiene malestares en la rodilla debe acudir a un reumatólogo o traumatólogo. De ser necesario, se le derivará a fisioterapia.

consulta por Sopaldine

También te puede interesar:

Causas de las várices y síntomas

Causas de las várices y síntomas

Las venas varicosas son una enfermedad frecuente entre las mujeres que provoca malestares. Por ese motivo, definimos las causas de las várices y principales síntomas. De esta manera, esperamos pueda identificarlos y visitar a un médico antes de que se agraven. Recuerde que para una recuperación total se necesita un diagnóstico temprano.

Causas de las várices

El sistema cardiovascular debe llevar la sangre y nutrientes a cada parte del cuerpo. Cuando esta retorna hacia el corazón, se realiza un esfuerzo extra, especialmente en la zona de las piernas. Esto es debido a que se debe transportar la sangre contra la fuerza gravitacional.

Para que esta tarea se cumpla de forma efectiva, las venas poseen pequeñas válvulas que impiden el descenso de la sangre. Al mismo tiempo, apoya a los músculos y vasos sanguíneos localizados en los talones. En algunos casos, cuando se ejerce demasiada presión, las venas se dilatan y ensanchan sus paredes. Como resultado, se da una acumulación anormal de sangre y pérdida de las funciones de las válvulas.

Causas de las várices

Factores de riesgo de las várices

Los factores de riesgo son las características que tiene una persona que lo hace más propenso a desarrollar várices. Es decir, son el grupo humano que debería cuidar sus piernas con mayor intensidad. A continuación, mencionaremos los factores de riesgo o principales causas de las várices.

  • Herencia: Si alguien de su familia padece de venas varicosas, es muy probable que usted llegue a desarrollarlas.
  • Sexo: Las mujeres están más predispuestas a sufrir de esta patología.
  • Hormonas: Durante los periodos de pubertad o menopausia se es más propensa a tener várices.
  • Pastillas anticonceptivas: Uno de sus efectos secundarios son el desarrollo de venas varicosas.
  • Embarazo: Este periodo causa un incremento del nivel hormonal y del volumen de sangre. Por ello, provoca un agrandamiento de las venas. Al mismo tiempo, el creciente útero ejerce presión.
  • Edad: Ser de edad avanzada es considerado como un factor de riesgo.
  • Ocupación: Los colaboradores de empleos donde deben estar mucho tiempo de pie o sentados son más propensos a tener várices.
  • Obesidad: El sobrepeso causa mayor presión en las extremidades.

Factores de riesgo de las várices

El calor: Una de las causas de las várices

Las várices y el retorno venoso empeoran con la llegada del verano. Esto es debido a que las altas temperaturas pueden causar vasodilatación capilar y venosa. Todo ello, se da como mecanismo del cuerpo para aumentar la capacidad de mantener una temperatura adecuada.

Síntomas de las várices

Las várices son una enfermedad que empeora si no se lleva un tratamiento efectivo. Por eso, damos a conocer los síntomas más frecuentes para que acuda a un médico si está pasando por ellos. Recuerde que esta patología es más que un problema estético y puede desencadenar cosas más serias.

Síntomas de las várices

1. Edemas

Los edemas son la hinchazón de las piernas, la cual se da como resultado de la acumulación de líquidos. En el caso de las várices, es el almacenamiento de sangre por el mal funcionamiento de las válvulas de las venas. Para tratarlo, es importante que reduzcas el consumo de sal en tus comidas. Asimismo, recomendamos evitar el uso de prendas ceñidas y optar por faldas o pantalones sueltos.

2. Pesadez en las piernas

La pesadez es la sensación de cansancio, especialmente después de haber estado mucho tiempo de pie. En consecuencia, se da la acumulación de sangre en las extremidades y provoca este tipo de malestar. Para lidiar con ello, creemos que puedes tomar duchas de agua fría. El agua fresca cuenta con la capacidad de activar la circulación de la sangre. Igualmente, es favorable la aplicación de cremas hidratantes en las piernas o gel de efecto frío.

3. Calambres

Se presentan como contracciones involuntarias y dolorosas que perjudican los músculos de sus piernas. Cuando se dan por las várices, normalmente se producen por las noches. Para evitar su aparición, recomendamos realizar ejercicio al menos 30 minutos al día. Adicionalmente, consideramos que debe levantar las piernas por un periodo de 15 minutos como mínimo.

4. Dolor en las piernas

La intensidad con la que se presente el dolor dependerá del tipo de várices que tenga. Recuerde que este dolor puede darse en otras zonas por donde pasa la sangre. Es decir, si la vena afectada transporta la sangre por allí, puede tener malestares aunque no vea várices en la zona.

Como primer paso, debe evitar sufrir golpes en las partes afectadas. Esto es debido a que podría prolongar o intensificar la aflicción. Por otro lado, y como hemos mencionado anteriormente, evite el uso de prendas ajustadas al cuerpo. De esta manera, facilitará el retorno venoso y la circulación de la sangre.

5. Oscurecimiento de la piel

Los cambios en el color de la piel se deben a la salida de los glóbulos rojos. Esto provoca el deterioro de la dermis y grasa. Como resultado, se da el endurecimiento de la piel y dolores. Para tratarlas, puedes realizarte masajes a diario con cremas anticoagulantes. De esta forma, desaparecerán las manchas oscuras en las zonas afectadas.

6. Sensación de hormigueo

La sensación de hormigueo o entumecimiento en las piernas se da cuando se permanece por mucho tiempo en la misma posición. Esto puede ser estar de pie o sentados. Hacemos hincapié en el hecho de evitar rascarse las zonas con el fastidio. Igualmente, puedes colocar crema hidratante en las zonas afectadas.

7. Úlceras

En casos donde las várices no se han tratado, aparecen las úlceras de manera espontánea. Estas se pueden presentar en las extremidades o zonas afectadas por alguna lesión. Para su tratamiento, requieren de higiene diaria y pomadas cicatrizantes. En este caso, toda crema debe ser recetada por un médico. Asimismo, si tiene úlceras, recomendamos visitar a un flebólogo lo antes posible.

¿Qué hago si tengo síntomas de várices?

Una vez hayas detectado signos de alerta, se recomienda acudir a un médico inmediatamente. Esta es la única manera de tener un diagnóstico certero. Además, es el especialista que le recomendará el mejor tratamiento para su caso en específico de várices.

Detectar y tratar las venas varicosas de manera temprana es necesario para solucionar el problema en su totalidad. De lo contrario, puede afectar su calidad de vida y desarrollar otras enfermedades.

consulta por ecsaven

También te puede interesar:

Recomendaciones para el cuidado del hígado

Recomendaciones para el cuidado del hígado

El hígado es uno de los órganos vitales del ser humano. Por ese motivo, hemos realizado una guía de recomendaciones que puede aplicar para el cuidado de su hígado. Tenga en cuenta que si tiene malestares debe acudir a un médico lo antes posible. La detección temprana de alguna patología hepática es clave para que pueda llevar un estilo de vida óptimo.

¿Cuál es la importancia del hígado?

Se suele comparar a este órgano con un laboratorio bioquímico. Esto es debido a que se asocia al hígado con cumplir 500 funciones distintas. Entre ellas, se destaca la depuración de sustancias tóxicas, el control del sistema de coagulación de la sangre y el manejo del sistema inmunológico.

Asimismo, es parte de todos los procesos metabólicos del organismo. Almacena las vitaminas y glucógeno en forma de azúcares. Esto ayuda a las personas a generar energía necesaria para el cuerpo, formar bilis y los procesos digestivos.

Cuál es la importancia del hígado

¿Qué pasa si no me cuido el hígado?

A menudo, cuando nuestro hígado está sobrecargado, sentimos ciertos malestares en diversas partes de nuestro cuerpo. Estos vienen desde los relacionados con la digestión como el estreñimiento, piel seca y dolor de estómago. También afecta el ámbito emocional, evidenciándose en falta de concentración, enfado, apatía y problemas en la toma de decisiones. Otros signos que pueden darse si no cuida de su hígado son:

  • Problemas de coagulación.
  • Irregularidades hormonales.
  • Hinchazón de los canales biliares.

Síntomas de alerta para iniciar con el cuidado del hígado

Nuestro organismo pone en evidencia cuando algo no está funcionando correctamente en nuestro hígado. Esto es debido a que, como hemos mencionado, es uno de los órganos necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo. A continuación, mencionaremos los signos de alerta para que visite a un médico si está pasando por alguno de ellos.

  • Cansancio.
  • Ictericia.
  • Orina de color oscuro.
  • Picazón en la piel.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Hinchazón y dolor abdominal.
  • Sangrados.
  • Aparición de hematomas con facilidad.

Síntomas de alerta para iniciar con el cuidado del hígado

Recomendaciones para el cuidado del hígado

Luego de definir la importancia de este órgano y los signos de alerta, daremos a conocer algunas recomendaciones para el cuidado del hígado. Estas son medidas de prevención o acciones que pueden complementar su tratamiento si padece alguna enfermedad hepática. Cabe mencionar que, en algunos casos, debe consultarlo con su médico antes de ponerlas en práctica.

1. Cuidado de la dieta

Una alimentación equilibrada es clave para la salud y el cuidado del hígado. Por ello, es recomendable que incorpore en su dieta alimentos para este órgano. Lo ideal será que consuma estos insumos con mayor frecuencia. A continuación, le contaremos los mejores para que reduzca su ingesta de alimentos ultraprocesados.

  • Alcachofas: Estas contribuyen a la limpieza y desintoxicación del hígado. Además, son ricas en silimarina, planta indispensable para el cuidado de este órgano.
  • Rábano: El encurtido de rábano es especialmente recomendado ya que es bueno para la flora intestinal.
  • Brócoli: Verdura rica en azufre, mineral necesario para la segunda fase de detoxificación del hígado.
  • Puerro: También es rico en azufre y favorece al correcto funcionamiento del hígado.
  • Garbanzo: Gran fuente de aminoácidos.
  • Espárragos: Ricos en agua y azufre.
  • Nabo: Facilita la eliminación de toxinas producidas por el hígado a través de la orina.
  • Manzana: Fruta rica en antioxidantes y pectina.

Cuidado de la dieta

2. Manténgase hidratado

Tomar suficiente agua a lo largo del día es uno de los hábitos para mantener una buena salud. Además, hidratarse ayuda al hígado a eliminar las toxinas mediante la depuración. Por ello, la cantidad recomendada es de ocho vasos o 1,5L de agua al día. Tenga en cuenta que el agua también es clave para cuidar los riñones.

Manténgase hidratado

3. Consuma suplementos nutricionales

Los suplementos dietéticos recomendados para la depuración del hígado favorecen a la optimización del trabajo de este órgano. Es así como la limpieza, desintoxicación y otras de sus funciones son realizadas de forma más efectiva. Por ese motivo, son considerados como una buena opción como parte de los cuidados del hígado. Ahora, damos a conocer los principales ingredientes que la mayoría de suplementos lleva.

  • Alcachofa
  • Cardo mariano.
  • Cúrcuma.
  • Diente de león.

Consuma suplementos nutricionales

4. Realice ejercicio con regularidad como parte del cuidado del hígado

La práctica de actividades físicas es saludable para prevenir enfermedades y mantenerse activo. Cuando se habla del cuidado del hígado, no es obligatorio realizar un ejercicio en específico. Lo importante es estar en movimiento y ser constante. Por eso, puedes elegir el deporte que más te guste y realizarlo mínimo 3 veces por semana.

Realice ejercicio con regularidad como parte del cuidado del hígado

5. Evite el consumo excesivo de grasas

El hígado graso es una de las patologías hepáticas más comunes. Esta altera la función metabólica del hígado. Como resultado, se produce inflamación y obstrucción de los canales biliares. Debido a eso, se recomienda que la ingesta de alimentos altos en grasa sea controlada.

Evite el consumo excesivo de grasas

6. Controle la ingesta de medicamentos

Las medicinas que tome deben ser prescritas y recomendadas bajo vigilancia médica. Esto es debido a que el abuso de ellos puede causar una falla hepática. Además, la automedicación puede desencadenar toxicidad al hígado.

Controle la ingesta de medicamentos

7. Tome precauciones con las dietas détox

El término détox hace referencia a que se deja de consumir o se elimina del cuerpo sustancias tóxicas. Si esto se ve desde el punto de vista donde se ingiere antioxidantes, frutas y verduras, se puede decir que sí es recomendable. Todo ello, si la persona no deja de alimentarse correctamente.

Es así como no es correcto considerar a este tipo de dieta como un reemplazo y dejar de lado los nutrientes necesarios para el organismo. Además, el abuso de este tipo de dietas puede provocar pérdida de masa muscular, cálculos renales, falta de minerales, entre otros. En todo caso, se recomienda equilibrar lo que ingiere para poder obtener los beneficios.

Tome precauciones con las dietas détox

8. Realice controles médicos periódicos de cuidado del hígado

La prevención es crucial para mantener su calidad de vida. Por ello, para librarse de graves complicaciones, recomendamos que visite a un médico al menos una vez al año. Esta es la única manera de conseguir un diagnóstico acertado e iniciar el tratamiento correcto.

consulta por fos hepan

También te puede interesar:

Tipos de várices y diferencias

Tipos de várices y diferencias

Las venas varicosas son una de las enfermedades más comunes en mujeres. Por ello, definimos los tipos de várices y cómo se presentan. De esta manera, esperamos pueda reconocer si sufre alguna de ellas y acuda a un médico para un diagnóstico temprano. Tenga en cuenta que la detección pronta es clave para llevar un estilo de vida óptimo.

¿Qué son las várices?

Las várices son venas que se dilatan en el sistema venoso superficial. Además, son catalogadas como una patología crónica que empeora con el tiempo si no se lleva un tratamiento. Se dan como resultado de una acumulación anormal de sangre, la cual debilita las paredes venosas.

Tipos de várices

Los especialistas clasifican las várices de acuerdo a la complejidad con la que se presenta. Asimismo, se considera el tamaño y malestares causados por las venas varicosas. Es así como cuentan con diversos grados y reciben tratamientos distintos. Recuerde que las várices que no llevan ningún tipo de revisión médica empeoran con el tiempo, pudiendo tener complicaciones graves.

1. Arañas vasculares: Grado 1 en los tipos de várices

Las arañas vasculares son popularmente conocidas como arañitas. Este tipo de várices es la versión más leve de las venas varicosas. Se presentan como vasos sanguíneos, los cuales suelen ser de color azul o rojo. Aunque se considera como un problema estético, causan malestares. Por ese motivo, es importante visitar a un médico antes de que se agraven.

Si te han diagnosticado con arañas vasculares, recomendamos poner en práctica los siguientes consejos que mencionaremos. De esta manera, podrás complementar las prácticas que te haya dado tu médico. Ten en cuenta que debes consultarlo con el especialista antes de iniciar con algo.

arañas vasculares entre los tipos de várices

1. Evita permanecer sentado o de pie por largos periodos

Como primer punto, es necesario mantenerse en movimiento para que el flujo de la sangre se mueva con normalidad. Para ello, cada dos horas debes levantarte y hacer estiramientos. En caso estés parada mucho tiempo, te recomendamos tomar descansos de 10 minutos. En ambas situaciones, es importante no permanecer en la misma postura por mucho tiempo.

2. Dieta balanceada

La alimentación sana es clave cuando se ha sido diagnosticado con venas varicosas. Además, es indispensable que incorpores en tu dieta alimentos ricos en fibra. Esto favorecerá al movimiento intestinal y evitará el estreñimiento.

3. Masajea tus piernas

Después de un largo día es normal tener la sensación de cansancio en las piernas. Por eso, cuando estés en casa puedes realizarte masajes en las piernas, pies y muslos con cremas relajantes. Esta práctica favorecerá a mejorar tu circulación y reducir la tensión de las extremidades.

4. Haz ejercicio

El sedentarismo o escasa práctica de ejercicio afecta tu circulación. Por eso, es recomendable que hagas actividades físicas de bajo impacto como: Nadar, andar, montar bicicleta, entre otros. Este tipo de actividades son ideales debido a que causan que las venas se contraigan y vacíen. Como resultado, envían sangre directamente al corazón.

5. Pon las piernas en alto

Estudios demuestran que colocar las piernas en alto reduce la presión que está soportando tu sistema nervioso. Por lo tanto, disminuye los malestares de las várices y evita que empeoren. Adicionalmente, favorece a la correcta circulación de la sangre en las piernas.

6. Presta atención a tu calzado y ropa

Aunque lo ceñido esté de moda, recomendamos evitar el uso de prendas ajustadas. Esto es debido a que dificultan el retorno venoso de la sangre. Igualmente, el calzado plano o muy alto no debe ser de uso diario. Estos tipos de zapatos también interfieren con el retorno venoso y restan eficacia a la musculatura de sus extremidades.

2. Grado 2: Uno de los tipos de várices más común

En el segundo nivel de gravedad de las várices, las venas no mantienen un flujo de circulación óptimo. Debido a eso, se dilatan y se hacen más visibles. Estas son venas varicosas subcutáneas de mayor profundidad. Es en este punto donde se inicia a presenciar síntomas como:

  • Pesadez.
  • Cansancio.
  • Dolor.
  • Calambres.
  • Hormigueos.
  • Picazón.
  • Sensación de calor.

Cabe mencionar que desde este tipo de várices se deja de considerar como un problema estético. La razón de ello es que pueden producir problemas de salud como flebitis superficial y varicorragias. Para su diagnóstico efectivo, se necesita un estudio mediante eco doppler.

grado 2 de venas varicosas

3. Grado 3: Compuesto por venas más gruesas

Luego de un largo periodo de haber padecido el tipo de várices 2 sin tratamiento, se manifiesta el grado 3. Aquí las venas están más dilatadas, tortuosas y mucho más antiestéticas. También se da un aumento progresivo de los síntomas, dando inicio a la hinchazón, edemas y cambios en la coloración de la piel. Además, se refleja un fallo extremo de las válvulas principales del sistema nervioso superficial.

Las várices más gruesas llevan el nombre de tronculares y tienen su origen en la disfunción de las venas safenas. Estas son las más profundas y gruesas ubicadas en las piernas. Años atrás, la única forma de eliminar este tipo de várices era mediante cirugía. Actualmente, el avance tecnológico ha permitido que se desarrollen técnicas menos invasivas pero efectivas.

grado 3 de las venas varicosas

4. Grado 4: El tipo de várices más grave

El último tipo de várices es el grado 4 de la enfermedad, siendo el más grave. Este presenta un dolor intenso, hinchazón y ulceraciones. Es así como provoca que el paciente sea propenso a sufrir cualquier tipo de infección ya que las heridas están ubicadas en el exterior.

Cuando se encuentra en un punto crítico de la enfermedad, es necesaria una intervención para paliar el problema. En caso no se realice este procedimiento, suele desencadenar un embolismo pulmonar, pudiendo costarle la vida. Otras complicaciones son los cambios tróficos en la piel, flebitis y tromboflebitis.

grado 4 entre las venas varicosas

Conclusión

En resumen, los tipos de várices son distintos en relación al tamaño y malestares provocados. Si sufre alguno de ellos, es importante que acuda a un médico lo antes posible. Esa es la única manera de evitar complicaciones graves y llevar un tratamiento efectivo.

consulta por ecsaven

También te puede interesar:

Cómo tratar la condromalacia de rodilla

Cómo tratar la condromalacia de rodilla

Los malestares en las rodillas son muy frecuentes entre las personas. Por esa razón, consideramos pertinente dar a conocer qué es la condromalacia de rodilla y cómo se presenta. Además, mencionamos los tratamientos y cuidados qué debe tener. De esa manera, esperamos cuide sus cartílagos para tener buena salud. Recuerde que toda decisión en relación a medicina debe ser realizada por un especialista.

¿Qué es la condromalacia de rodilla?

La condromalacia de rodilla es también conocida como condromalacia rotuliana o condromalacia patelar. En pocas palabras, es una lesión degenerativa de la superficie del cartílago que constituye la cápsula posterior de la rótula. Esta patología es común en adolescentes y adultos jóvenes, principalmente en deportistas de alto impacto.

Qué es la condromalacia

¿Por qué duele la rótula?

El dolor de rótula se da como resultado de un aumento de la presión en su cara posterior o articular. Aunque la rótula está diseñada para soportar grandes presiones, la frecuencia de esto puede dañar el cartílago. Además, a diferencia de otros huesos, no está anclada a través de articulaciones. Es decir, se desplaza flotando por encima del fémur y se mueve por la contracción del cuádriceps.

Esta fuerza de compresión se verá influenciada por múltiples causas. Cuando se sufre de condromalacia en la rodilla, se dispara presión en ciertos puntos de la articulaciones femoro-patelar. A continuación, simplificamos el ciclo del desarrollo de la condromalacia rotuliana explicado.

Anormalidad anatómica o funcional → Incremento de presión → dolor de rodilla → degeneración del cartílago → Artrosis

Por qué duele la rótula

Síntomas de la condromalacia

Entre los principales síntomas está el malestar sordo alrededor o detrás de la rótula. Cabe mencionar que los malestares se presentan de distintas formas en cada caso. Por ello, es necesario que acuda a un médico si cree tener problemas en sus rodillas. Asimismo, la intensidad de los síntomas suele darse de forma progresiva y el dolor es difícil de localizar. Otros malestares frecuentes son:

  • Sensación de fallo de la rodilla.
  • Ruidos o crujidos en el cartílago.
  • Pequeños derrames de líquido articular.
  • Dolor en la cara anterior de la rodilla que empeora al subir o bajar escaleras.
  • Aumento del dolor tras una prolongada flexión de rodilla.
  • Debilidad en los cuádriceps.
  • Acortamiento de la cadena muscular posterior.

Síntomas de la condromalacia

¿Por qué se produce la condromalacia de rodilla?

Varios estudios demuestran que las causas de la condromalacia de rodilla son diversas. Sin embargo, se ha llegado a la conclusión que puede darse como resultado de una lesión aguda o por fricción crónica. Además, se ha identificado que los principales causantes de este tipo de dolor son:

  • Rodilla en valgo.
  • Práctica de deporte de forma intermitente.
  • Sobrepeso.
  • Uso de calzado inadecuado.
  • Sedentarismo.
  • Poca musculatura.
  • Traumatismo sucesivo de baja, media o alta intensidad.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Longitud de las piernas desiguales.

Adicionalmente, se ha llegado a dividir las causas en: Mecánicas, postraumáticas, inflamatorias, degenerativas, post inmovilización, sobreentrenamiento, entre otras. Todas ellas, tienen en común el hecho de que la rótula se ve expuesta a un sobrepeso en las articulaciones, causando un desgaste acelerado.

Por qué se produce la condromalacia

¿Se puede prevenir?

La prevención de la condromalacia de rodilla se basa en el uso de rodilleras específicas para esta enfermedad. Además, debes realizar ejercicios que respeten los movimientos y la amplitud de la rodilla. Las bicicletas elípticas reducen el impacto en esta parte del cuerpo, por lo que es recomendado para personas que buscan prevenir malestares.

Tratamiento de la condromalacia de rodilla

Como primer punto para determinar el mejor tratamiento, se debe conocer la causa de la lesión. Entre los principales métodos que se utilizan se encuentra la fisioterapia, ultrasonidos, punción seca, radiofrecuencia y fortalecimiento de cuádriceps. En el 90% de los casos, se ven mejoras en los primeros 6 meses si se lleva un tratamiento correcto. Además, existen fármacos para frenar el desgaste del cartílago.

Otra recomendación que puede consultar con su médico es el plasma rico en plaquetas ya que ofrece buenos resultados. Asimismo, recomendamos realizar ejercicios suaves como natación, pilates o estiramientos musculares. En algunos casos se realizan intervenciones quirúrgicas, pero estas están reservadas para pocos pacientes.

Tratamiento de la condromalacia de rodilla

Recomendaciones para la condromalacia de rodilla

1. Mejora la mecánica de la rótula:

Los traumatólogos y fisioterapeutas deben establecer un tratamiento en función de cada caso concreto. Este tipo de procedimientos puede incluir las siguientes opciones:

  • Cambios de actividad: Puede que le pidan que suspenda o modifique los ejercicios que le estén causando dolor en la rodilla. Es decir, puede que tenga que cambiar su rutina por actividades de bajo impacto. También se evaluará la superficie de entrenamiento y calzado.
  • Disminuya la carga: En caso tenga obesidad, se recomienda perder peso para reducir la presión en sus rodillas. Por otro lado, si realiza actividades de carga, se evaluará para que las suspenda de manera temporal. Igualmente, puede que solo deba reducir las repeticiones o incrementar su musculatura.

2. Mejora el estado del cartílago:

Con la finalidad de mejorar el estado del cartílago, hemos realizado una recopilación de medidas que puede llevar a cabo. De esta forma, esperamos ayudarlo a mejorar los síntomas y su calidad de vida. Recuerda que toda acción adoptada debe ser de la mano de un médico que esté al tanto de su situación real.

  • Suplementos orales: Estos deben incluir glucosamina, condroitina, colágeno, entre otros. Tenga en cuenta que por sí solo es poco probable que sean efectivos pero complementan el tratamiento.
  • Infiltraciones de ácido hialurónico: Mediante ello, va a tener dos beneficios: lubricación y reparación del cartílago.
  • Factores de crecimiento de plaquetas o células madre: Aunque aún no hay estudios que demuestren su efectividad, cuenta con resultados prometedores.

consulta por sopaldine

También te puede interesar: