Artrosis : Tratamiento y recomendaciones

Artrosis : Tratamiento y recomendaciones

La artrosis es el tipo de artritis más común. Esta tiene como resultado dolor, rigidez de movimiento e inflamación de las articulaciones. Por ese motivo, definimos qué es y cómo se lleva a cabo el tratamiento de la artrosis. Además, comentaremos algunas recomendaciones para que pueda reducir los síntomas de esta enfermedad. Recuerde que todo diagnóstico y medicina debe ser dada por un médico especialista.

¿Qué es artrosis?

Es una enfermedad degenerativa que se caracteriza por lesionar el cartílago articular. Siendo la patología reumática más frecuente, tiene como resultado el desgaste o destrucción del cartílago hialino que recubre los huesos. Provoca dolor, rigidez y puede impedir que se den ciertos movimientos cotidianos con normalidad. Por ello, es necesario darse una detección temprana y llevar el tratamiento de artrosis efectivo.

En años anteriores, se asociaba la artrosis con el hecho de envejecer. No obstante, los avances en las investigaciones relacionadas a esta enfermedad, han llegado a afirmar que la edad no es la única causa. Es así como se afirma que los factores genéticos, metabólicos y hormonales también son determinantes para que se desarrolle. Además, es importante tener en cuenta que es un proceso inflamatorio donde cualquier tejido de la articulación puede estar dañado.

Qué es artrosis

¿Qué es el cartílago?

El cartílago es un tejido amortiguador responsable de proteger los extremos de los huesos. Además, se encarga de permitir el movimiento de las articulaciones. Un cartílago sano, absorbe los impactos de movimiento o golpes que pueda sufrir. Sin embargo, al darse un desgaste, los huesos se friccionan entre sí.

Al desarrollarse la artrosis, dicho cartílago pierde sus principales propiedades. Cabe mencionar que con el paso del tiempo, si no se lleva un tratamiento, puede llegar a desaparecer. En consecuencia, se da el roce directo de los extremos de los huesos, produciendo dolor.

Qué es el cartílago

¿Qué son las articulaciones?

Las articulaciones son importantes dentro del cuerpo humano debido a que son el componente esencial para la conexión de dos huesos. Por lo tanto, son necesarios para que se dé todo tipo de movimientos. Es decir, la flexibilidad de la unión de los huesos se da mediante la cápsula articular.

Cuando el cartílago articular se lesiona, se tiene como resultado dolor, rigidez e incapacidad funcional. Con frecuencia, la artrosis se ubica en la columna cervical y lumbar. Asimismo, suele darse en articulaciones del hombro, dedos de las manos, cadera y rodilla.

Qué son las articulaciones

Síntomas de la artrosis

Luego de definir qué es la artrosis y en qué parte del cuerpo se da, vamos a establecer cuáles son los síntomas de esta patología. Para ello, debe saber que la artrosis se desarrolla de forma progresiva y lenta. Cabe mencionar que si está pasando por ellos o cree tener artrosis, debe acudir a un médico para que se dé el diagnóstico correcto.

  • Dolor: Las articulaciones afectadas pueden doler mientras se hacen movimientos. Asimismo, es posible que tenga malestares después de su uso.
  • Rigidez: La rigidez suele ser notoria luego de largos períodos de descanso.
  • Sensibilidad: Las articulaciones pueden estar sensibles cuando se hace presión sobre ellas o cerca.
  • Pérdida de flexibilidad: Es probable que no pueda mover la articulación en todo su rango.
  • Sensación chirriante: Esta es una de las sensaciones más frecuentes. Suele estar acompañada de chasquidos al doblar las articulaciones.
  • Osteofitos: Son pedazos adicionales de hueso que se presentan como bultos duros alrededor de las articulaciones inflamadas.
  • Hinchazón: Puede producirse debido a la inflamación de los tejidos blandos que rodean las articulaciones.

Síntomas de la artrosis

Factores de riesgo

Así como es importante tener en cuenta los síntomas para que se dé un diagnóstico, es necesario conocer acerca de los factores de riesgo. De esta manera, se puede prevenir la aparición de la artrosis. Además, sabrá si se encuentra dentro de un grupo de riesgo para que tome los cuidados necesarios.

  • Edad avanzada: El riesgo de padecer artrosis aumenta con la edad.
  • Sexo: Las mujeres son más propensas a sufrir de artrosis.
  • Obesidad: El sobrepeso es uno de los factores de riesgo ya que agrega estrés a las articulaciones que soportan el peso. Asimismo, el tejido graso produce proteínas que tienen la capacidad de inflamar las articulaciones.
  • Lesiones articulares: Las lesiones suelen afectar el riesgo de desarrollar artrosis. Tenga en cuenta que los daños sanados también son un factor.
  • Tensión repetida en la articulación: Las actividades que someten a un esfuerzo repetitivo a una sola articulación pueden causar artrosis.
  • Genética: Existe la posibilidad de heredar la tendencia a desarrollar la artrosis.
  • Deformidades óseas: Las articulaciones malformadas o cartílagos defectuosos de nacimiento pueden desarrollar artrosis.
  • Patologías metabólicas: Es decir, diabetes o enfermedades donde el cuerpo tiene demasiado hierro.

Factores de riesgo

¿Cómo se diagnostica la artrosis?

En la actualidad, no existen alteraciones de laboratorio específicas que definan el diagnóstico de la artrosis. Por ese motivo, se realizan pruebas físicas donde la exploración consiste en observar las articulaciones. En ellas, se estudia el crecimiento de los extremos de los huesos. Es importante mencionar que las radiografías en la fase inicial pueden ser normales. No obstante, lo más común es la evidencia de estrechamiento del espacio articular, aparición de osteofitos, quistes o anormalidades del contorno ósea.

Cómo se diagnostica la artrosis

Tratamiento de la artrosis

El principal fin del tratamiento de la artrosis es mejorar el dolor y la incapacidad funcional. Como primer paso, se debe evitar todo lo que contribuye a lesionar las articulaciones. Es decir, el sobrepeso, malos movimientos o calzado inadecuado. Además, se recomienda realizar actividades físicas leves que mejoren la funcionalidad de las articulaciones. Finalmente, aunque no existe un tratamiento que la cure, hay fármacos que aliviarán el dolor, reducirán la inflamación y retardarán el desgaste del cartílago.

Tratamiento de la artrosis

Prevención

La medida más eficaz cuando hablamos de artrosis es la prevención. En este punto, aún no se ha desarrollado la enfermedad pero se tiene factores de riesgo. Para ello, debe realizar los siguientes cambios en su rutina diaria.

  • Tenga un peso dentro de los parámetros normales.
  • No realice movimientos repetitivos.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Mantenga una postura correcta.

Tratamiento farmacológico

No existe una medicina para la cura de la artrosis. No obstante, se recetan fármacos para controlar el dolor y mejorar la funcionalidad de las articulaciones. Asimismo, son capaces de evitar la progresión del desgaste articular.

  • Analgésicos: Usados para reducir el dolor y mejorar la rigidez.
  • Antiinflamatorios: Si el dolor persiste, pueden recetarle antiinflamatorios no esteroideos.
  • Condroprotectores: En los últimos años, se han comercializado los fármacos condroprotectores. Sin embargo, su eficacia aún no está aceptada del todo.
  • Infiltraciones: Muchos pacientes se ven beneficiados con la administración de sustancias antiinflamatorias dentro de la articulación.

Tratamiento quirúrgico

  • Fases iniciales y casos seleccionados: Se puede frenar la enfermedad con cirugías que corrigen la orientación de la articulación. Esto se da mediante cortes en el hueso o remodelación articular. En la actualidad, se están investigando diversas opciones para la reconstrucción de defectos localizados.
  • Artrosis avanzada: En casos donde la artrosis avanza pese a los tratamientos, la cirugía consiste en implantar una prótesis en la articulación dañada.

Recomendaciones para en tratamiento de la artrosis

Luego de definir el tratamiento de la artrosis, daremos algunas recomendaciones para las personas que la padecen. De esta forma, acompañado de un tratamiento, puede reducir las molestias. Recuerde consultar con su médico de cabecera qué acciones le resultarán beneficiosas en su caso en particular.

recomendaciones para la artrosis

1. Mantenga un peso saludable

Como ya hemos mencionado, la obesidad es uno de los factores de riesgo de esta enfermedad. Por ese motivo, si tiene sobrepeso, es importante que inicie algún programa que le ayude a bajar de peso. Tenga en cuenta que debe visitar a un nutricionista para que pueda realizarle un plan de alimentación.

2. Aplica calor y frío

En general, el calor es más beneficioso cuando hablamos de artrosis. Este se puede aplicar de manera casera con una bolsa de agua caliente sobre las articulaciones. Así aliviará el dolor y relajará la musculatura. Si llega a experimentar un intenso brote inflamatorio en la articulación artrósica, es recomendable aplicar frío mediante baños o bolsas de hielos.

3. Medicación

Existen diversas medicinas que resultan buenas. Entre ellos se pueden encontrar analgésicos, antinflamatorios, geles, cremas, infiltraciones, fármacos, entre otros. Cabe mencionar que cualquier tratamiento de artrosis que lleve debe ser recetado por un reumatólogo. Además, debe consultar con su médico antes de llevar algún método alternativo.

4. Hábitos posturales

Si sufre de artrosis es importante que descanse en una cama plana. Igualmente, evite sentarse en sillones que tiendan a hundirse. Recomendamos usar sillas con respaldo recto, donde sus caderas y rodillas mantengan su posición natural.

5. Ejercicio

La actividad física es buena para proteger las articulaciones y aumentar la fuerza muscular. Recuerde que los ejercicios que ponen presión sobre una articulación pueden ser dañinos. Por ello, se deben realizar deportes de bajo impacto como la natación, yoga, pilates y caminatas.

6. Reposo

La artrosis es una enfermedad caracterizada por causar periodos de dolor. Es así como se recomienda el reposo en las fases de mayor fastidio. También, se sugiere intercalar pequeños tiempos de descanso durante las actividades diarias.

7. No sobrecargar las articulaciones

El peso excesivo, los caminos irregulares y estar de pie por mucho tiempo son causas de dolor. Por ese motivo, es necesario que si padece de artrosis de rodilla o cadera, no sobrecargue sus articulaciones. Una forma efectiva de hacerlo es mediante el uso de bastón para caminos largos.

8. Calzado adecuado

El calzado de suela gruesa tiene la capacidad de absorber la fuerza del impacto del pie contra el suelo al caminar. Esto también puede obtenerlo con plantillas o taloneras de siliconas. Además, es importante evitar el uso de tacones altos para periodos donde esté de pie por mucho tiempo.

consulta por sopaldine

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*